¿Qué tipo de juguetes sexuales existen?

juguetes-sexualesJuguetes, juguetes y más juguetes pero… ¿Por cual me decido? ¿Qué criterio debo seguir? No te asustes, la elección del juguete sexual adecuado resulta mucho menos complicada de lo que podría parecer.

Lo primero que debes plantearte es: ¿Qué clase de juguete sexual estoy buscando? Para que te decidas veamos primero que tipos de juguetes eróticos te ofrecemos:

Con motivos fálicos podemos distinguir entre DILDOS Y VIBRADORES. La única diferencia entre ellos es que los primeros no vibran pero, a todo juguete sexual que vibra se le considera un vibrador.

En esta sección ofrecemos una serie de vibradores de aspecto fálico de distintos tamaños y materiales y con distintas características.

Iris Junto a cada juguete sexual especificamos con detalle cada uno de estos componentes pero cabe mencionar:

Juguetes acuáticos, aptos para su utilización en la ducha o bañera.

Juguetes dobles: juguetes vibradores acompañados de un pequeño apéndice, o gamba, también vibrador, para estimular el clítoris.

Juguetes punto G: Aquellos juguetes eróticos que acaban en una pequeña curva son especiales para la estimulación de esa parte femenina que todos los hombres buscan y no suelen encontrar.

Los avances culturales han provocado un mayor uso de juguetes sexuales por parte de las mujeres y esto ha desencadenado una amplia gama de vibradores con formas muy distintas al miembro masculino, mucho más atractivas a la vista y destinadas a satisfacer otras necesidades. Hemos realizado una exhaustiva selección de esta gama de juguetes sexuales que hemos denominado MASAJEADORES.

Distinguiremos entre: LILY

Juguetes acuáticos, donde encontrarás esponjas vibradoras y otros divertidos juguetes sexuales que, simplemente con las ondas que generan en el agua ya provocan agradables y relajantes sensaciones, fáciles de aderezar con sus caricias y un poco de imaginación;

Masajeadores clitorianos, exquisitos juguetes eróticos con distintas velocidades y concienzudamente diseñados para generar fantásticos placeres en cualquier parte de tu cuerpo.

energie-kegel.jpg Cabe destacar entre los juguetes vibradores la pesa energie Kegel, especialmente concebida para ejercitar los músculos pélvicos. Muy recomendado para las mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz y para evitar posibles pérdidas de orina. Así mismo, el fortalecimiento de los músculos vaginales genera una mayor satisfacción sexual, tanto para el hombre como para la mujer. En esta misma línea, el juguete vibrador ultime, diseñado para estimular simultáneamente el clítoris y el punto G, ayuda a tonificar los músculos internos que rodean el área vaginal.

bolas chinasEn la sección BOLAS Y ANILLOS encontrarás bolas chinas, tailandesas y anillos vibradores.

Las bolas chinas son dos esferas, unidas por un cordón, que se introducen en la vagina y se utilizan para fortalecer los músculos pélvicos. Dentro de cada una de ellas hay una pequeña bolita que se impulsa con tus movimientos. Estos juguetes, además de ser extremadamente saludables, son verdaderamente divertidos cuando limpias la casa o vas de compras. ¿Por qué no disfrutar y ejercitarnos mientras cumplimos con nuestros quehaceres rutinarios?

Las bolas tailandesas, más pequeñas y en mayor número se introducen analmente. Su extremo, en forma de anilla, sirve para tirar y extraer el juguete.

Respecto a los anillos, introduce en el aro el miembro de tu pareja y deja a tu juguete vibrar sobre tu clítoris mientras tu chico te penetra.

¿Ya tienes claros los juguetes? Seguro que sí pero… ¿Qué pasa con el tamaño? ¿Importa? Cuando hablamos del tamaño tendemos a pensar en la longitud pero, por muy largo que sea nuestro juguete no tenemos por que introducirlo por completo. Más importancia tiene el diámetro puesto que si es excesivo la penetración puede resultar costosa e incluso dolorosa.

Si eres nueva en esto te recomendamos que te decidas por un juguete sexual más bien pequeño y que poco a poco, en función te tus gustos y necesidades lo vayas ampliando.

Respecto a su uso, tomate tu tiempo, comienza dejando a tu juguete, tu nuevo amigo, vibrar sobre tu pecho, barriga y otras partes de tu cuerpo, ve bajando, acaríciate, estimula tu clítoris y deja volar tu imaginación. Relájate, quiérete y solo entonces, penétrate. El uso de lubricante facilitará el proceso.

Por cierto, ¡no olvides limpiar tu juguete sexual después de usarlo! y ¡quítale las pilas, sobre todo si entre uso y uso pasa un tiempo considerable! Por último, si te has decidido por un juguete acuático, comprueba que el compartimiento de las pilas esté bien seco después de su uso para que no se estropee.

Respecto a los MATERIALES DE FABRICACIÓN de los juguetes eróticos existen distintos tipos. Si no eres alérgica a nada no debe preocuparte en exceso, pero aún así aquí tienes una pequeña reseña de los materiales más utilizados y sus características:

Jelly, o gelatina sintética, goma flexible de apariencia similar a las gominolas. Su textura es ligeramente pegajosa por lo que debes extremar la limpieza y mantenimiento de este tipo de juguetes; pero son suaves, calentitos, divertidos y por lo general más baratos. Se lavan, a ser posible antes y después de su uso, con agua tibia y jabón neutro.

Silicona, se calientan con rapidez y mantienen la temperatura. Además se adaptan a tu cuerpo y transmiten las vibraciones mucho mejor que cualquier otro material. La limpieza y cuidado de los juguetes fabricados con silicona es sencilla gracias a su superficie no porosa (no absorberá bacterias o virus). Resultan juguetes más duraderos aunque suele aumentar el precio. Límpialo con agua tibia y jabón neutro.

Plástico, a pesar de su simple apariencia las curvas de estos juguetes permiten estimular lugares insospechados. Lávalos con agua tibia y jabón neutro.

Látex, se trata de un material no poroso, versátil y resistente que se adapta a la temperatura corporal. Si lo sumerges en agua caliente un juguete de este tipo se reblandecerá, mientras que si lo introduces en el congelador se pondrá duro y muy frío. Para limpiarlo, hazlo con agua tibia y jabón neutro y sécalo con una toalla.

Vynil, material no poroso y muy resistente. Lavar estos juguetes con agua tibia y jabón neutro y secar con un paño.

Cristal (Técnica “Pirex”), garantía de salubridad y resistencia. Al igual que el látex, se adapta rápidamente a la temperatura ambiente. Ideal para jugar con las variaciones frío-calor. Para limpiarlo, utiliza agua y jabón.

Elastomed, excelente material hipoalergénico. Ligeramente poroso, suave y duradero. Especialmente recomendado para mujeres con sensibilidad cutánea, pero no reacciona bien con el látex así que no podrás usarlo con condones. Limpieza: agua tibia, jabón neutro y secarlo bien.

LOS LUBRICANTES BIOGLIDE

¿Son necesarios? Bueno, eso depende de cómo lubrique tu cuerpo pero… aunque no son obligatorios sí son muy convenientes.

Pensemos en una puerta, su uso habitual provoca que las bisagras chirríen. Esto deja de suceder en cuanto le aplicamos un poco de aceite ¿no? Pues lo mismo ocurre con nuestro cuerpo.

La vagina, puerta principal de nuestro placer sexual, genera lubricante por sí sola pero la cantidad puede disminuir por distintos motivos: estrés, medicamentos… una pequeña ayuda provocará sensaciones mucho más placenteras, tanto si la utilizas a solas como en compañía. Nuestras puertas secundarias, aquellas que no lubrican por ellas mismas, necesitan obligatoriamente de este tipo de productos.

La utilización de lubricantes multiplicará exponencialmente tu placer sexual.

En el mercado hay una extensa variedad de estos productos pero algunos de ellos no son compatibles con juguetes o condones. Tras un exhaustivo estudio hemos seleccionado bioglide, la única gama de lubricantes 100% biológicos, PH neutros, hechos en base de agua y 100 % compatibles con todo tipo de juguetes y condones. Estos productos, clínica y dermatológicamente probados, ofrecen la máxima garantía de calidad.

CamaDeRosas.com